miércoles, 29 de enero de 2014

TENTACIÓN VENCIDA.

Tengo que confesaros que me siento en deuda por la acogida de este pequeño diario, que aunque es algo personal, cuantos clientes o ex clientes de MOVISTAR o de cualquier otra operadora de telefonía móvil podría suscribir. Cuantos puntitos de estadística tiene voz y vida propia, aunque la gran MOVISTAR piense que solo somos números de su cuenta de beneficios.
El placer de alguien que escribe es que se le lea, incluso los más íntimos diarios no se “realizan” hasta que no ven la luz. Por eso mi agradecimiento a cada uno de los que habéis perdido unos minutos en estar al día en esta pequeña aventura de David “el puntito” contra el Goliat de “MOVISTAR” y su cuenta de beneficios. Agradecimiento doble para los que además habéis dejado un mensaje.
Me apetece que esta pequeña aventura sigua viva, en su doble vertiente:
Por un lado mi lucha quijotesta contra los abusos de las Compañias de Telefonía Móvil especialmente MOVISTAR, con su doble vertiente de denuncia y de terapia contra la movistarfobia, con su dosis de humor.
Y por otro lado, aunque la bella ciudad de Granada no necesita embajadores, me encanta convertirme en el juglar que canta su belleza, única y particular, su encanto y su embrujo sin igual.

Pero a lo que íbamos: “el puntito de Movistar” no ha claudicado, y aunque estos días ande mendigando una Wifi a la que poder “robarle” un poquito de señal para conectarme y ver si tengo algún wasap, por cierto, otro día tenemos que hablar de las redes sociales; pero me mantengo hoy por hoy libre de permanencias, y no porque MOVISTAR así lo decida, sino porque yo, Paco H. he decidido no venderme al mejor postor  y seguir siendo libre.
Entraré donde quiera, saldré cuando quiera, y como dije una vez:

“…Al cielo pongo de testigo
de que Movistar no conseguirá aplastarme,
viviré por encima de todo esto
y cuando haya terminado
nunca volveré a temer a una compañía de móviles
ni yo, ni ninguno de los míos.
He aprendido a desconfiar
de estafadores y ladrones que amedrentan
peor que si llegaran a matar.
Al cielo pongo por testigo
que de ninguna compañía de móviles,
me volveré a fiar”

Así que sigo con YOIGO, he cambiado de móvil, accedo a internet cuando lo necesito... y en todo momento libre, sin tener que claudicar, hoy por hoy, en MOVISTAR.

Paco H.

2 comentarios:

  1. Un afectuoso saludo desde Granada.
    Aunque pueda parecer una lucha perdida, la unión hace la fuerza; o como decía aquel otro: "para que triunfe el mal, solo hace falta que callen los buenos".
    Paco H.

    ResponderEliminar