martes, 3 de diciembre de 2019

CONOCER GRANADA EN FAMILIA. NAVIDAD EN GRANADA.


“Pasear por Navidad en Granada”
Domingo 15 de diciembre de 2019

DESCRIPCIÓN: la propuesta para diciembre es un poco original, pues dedicaremos nuestro paseo a ver algunos belenes, después de recorrer el marcadillo navideño de Plaza Bib-rambla. La idea es terminar visitando el Monasterio del Carmen, de Carmelitas de la Antigua Observancia de Granada.
La propuesta de este mes tiene dos momentos distintos.
La imagen es de la red
Un primer momento estará dedicado a visitar algunos belenes y trataremos de ir más allá de estas obras de arte, pues contemplando las escenas que se representan en el belén, contemplamos ese misterio de amor que sucedió hace dos mil años, pero que se sigue haciendo presente en nuestra vida cotidiana si sabemos pararnos a contemplarlo.
La imagen es de la red
El segundo momento lo dedicaremos a la  visita al Monasterio del Carmen de Carmelitas Calzadas. Estamos ultimando como organizar esta visita, y más adelante os daremos más detalles
DURACION: De dos horas y media a tres.
DIA, HORA Y LUGAR DE SALIDA:
Día: sábado 14 de diciembre de 2019.
Hora: a las 10:30 de la mañana.
Lugar: Plaza del Bib-Rambla, junto a la fuente.
ITINERARIO lo iremos determinando en función del grupo. Plaza de Bib-Rambla, Plaza de las Pasiegas, Plaza Nueva, Casa de los Pisas, Calle de las Mojas del Carmen.
DIFICULTAD DE LA RUTA: El paseo no presenta ninguna dificultad, hay que tener en cuenta el acceso a la Casa de los Pisas y que en el Convento tiene zonas de dificultad para personas con movilidad reducida.
RECOMENDACIONES: Calzado cómodo, gorra, agua…
Como sabéis el número de participantes para los paseos es de 30 personas, sirviendo el orden de reserva para ir organizando el grupo.


"El grupo para este paseo está completo"

lunes, 2 de diciembre de 2019

CONOCER GRANADA EN FAMILIA. QUE VER EN GRANADA EN UN FIN DE SEMANA LARGO.


Este fue el planteamiento de unos amigos que iban a recibir a unos conocidos franceses, aquí en Granada.
Indiscutiblemente, para quien viene a Granada por primera vez, la visita a la Alhambra, no solo es obligatoria, sino que no puedes volver a tu localidad de origen diciendo que has estado en Granada si no has visto la Alhambra. Aunque sobre esto, se puede escribir largo y tendido, porque “ver la Alhambra” no es ver el Patio de los Leones; ver la Alhambra no es fotografiarse en el patio de la Acequia del Generalife. Ver la Alhambra es sentirla a través de los sentidos, transportarse a través de la historia. Pero la Alhambra no se puede arreglar con una entrada y menos si es compartida. Este será un argumento para más adelante.

La imagen es de la red
Estas tres propuestas son paseos para tres momentos distintos, de dos a tres horas, según vayamos de tranquilos y relajados.
Un primer paseo es: “Un acercamiento a la ciudad”; este sería un primer paseo por el centro histórico, como una amplia panorámica que nos sitúe de cara a otros paseos más específicos.
Tiene dos posibles comienzos en función de donde nos encontremos: “Del Puente del Genil a la Catedral” ó “Del Triunfo a la Catedral” y un único final, “De la Catedral al Paseo de los Tristes”. De la Granada de finales del siglo XIX y XX a la Granada Cristiana del siglo XVI y XVII hasta la Granada árabe de los siglos XIII, XIV y XV.

La imagen es de la Red
Ya nos hemos familiarizado con Granada, y si en el primer paseo propuesto era tomarle el pulso a la ciudad, ahora se trata de ir adentrándonos en su riqueza histórica, artística, humana y paisajística. Granada es una ciudad de cautiva y enamora, que invita a quedarse en ella como le ocurriera a los viajeros románticos de hace un par de siglos.
Este segundo paseo está dedicado a: “El Albayzin, una ciudad para perderse”, una ciudad dentro de otra ciudad. El mítico barrio del Albayzin ó Albaicín, tiene también dos propuestas de comienzo, en función de la zona de Granada desde la que partimos y un único final: “De Puerta Real a Plaza Larga” ó “Del Hospital Real a Plaza Larga”, el final en ese caso es “De Plaza Larga a la Madraza”.

La imagen es de la red
El tercer paseo que os propongo es el más tranquilo y más fácil de hacer, trascurre por la zona llana y podríamos denominarlo “El Realejo Cristiano”. Este paseo comienza a la Plaza de las Descalzas, junto al Convento de San José, para terminar en el Campo del Príncipe. Este un segundo paseo por el Realejo, que trataré de esbozar, que transcurre por la parte alta del barrio, lo que sería la Garnata Al-yahud, quizás la Granada más desconocida, con la Puerta del Sol, Torres Bermejas… y el Carmen de los Mártires, que ya ha sido tratado con profusión en entradas precedentes.

La imagen es de la red

sábado, 30 de noviembre de 2019

CONOCER GRANADA EN FAMILIA. PENSANDO EN QUIEN NO CONOCE GRANADA.


Hace unos días, cuando compartía con vosotros los paseos para este curso de CONOCER GRANADA EN FAMILIA, os decía que no es fácil proponer una ruta para conocer Granada, y no porque sea difícil encontrar que ver, basta asomarse a cualquier rincón, sentarnos en la primera plaza que nos encontremos, doblar una esquina es toda una sorpresa, pararnos sin prisa  ante un edificio...  para que podamos estar horas y horas extasiados ante la belleza que se nos muestra.



Cuando escribía eso pensaba en los granadinos, que como yo, continuamente pasamos por una calle o plaza, sin ver más allá de nuestra prisa o lo que tenemos que hacer, sin pararnos a ver las maravillas que tenemos a nuestro alcance y solo cuando alguien nos lo indica, nos paramos a ver ese o aquel detalle, que en otra ciudad o momento, nos quedamos embelesados comentándolo.
Este verano he estado en Montreal, y tengo que agradecer las propuestas de paseos y sobre que ver que me he encontrado en internet. Me han hecho sentirme en una ciudad que en cierto modo ya la conocía. Lo mismo me paso hace tiempo en Barcelona.



Y eso me propongo en las próximas entradas, proponer paseos asequibles para aquellos que no conocen Granada, de forma que puedan de forma lógica programar unos días en la ciudad y que puedan ya, antes de llegar a la ciudad de la Alhambra, hacerse un programa fácil para visitarla.
Estos son los paseos que propongo: un paseo por el centro, otro por el Albayzin y un tercero por el Realejo.
Cada uno de ellos con distintas opciones para comenzarlos, lo que hace que sean interactivos y se puedan organizar distintas rutas en función de donde nos alojemos, nos encontremos o los intereses que tengamos… Granada no solo es singular, sino que se adapta a cada visitante que se atreve a dejarse llevar por la magia, el hechizo y el encanto de la ciudad donde los sentidos, hacen de ella su paraíso.
Las imágenes son de la red
Paco H

martes, 26 de noviembre de 2019

CONOCER GRANADA EN FAMILIA. EL CEDRO DE SAN JUAN DE LA CRUZ.

Con esta entrada terminamos nuestro Paseo por el Carmen de los Mártires. Los textos en negrita y cursiva son originales de San Juan de la Cruz.

No es este el momento de entrar en detalles de la biografía del Santo de Ávila, ni en los muchos padecimientos que sufrió a lo largo de su vida. Tampoco en su relación con Teresa de Jesús y la reforma que ambos llevaron a cabo de la Orden del Carmelo.
Es este el momento de recogernos dentro de nosotros, de silenciar nuestros oídos y sobre todo nuestros pensamientos, porque “por grandes comunicaciones y presencias, y altas y subidas noticias de Dios que un alma en esta vida tenga, no es aquello esencialmente Dios, ni tiene que ver con él, porque todavía, a la verdad, le está al alma escondido, y por eso siempre le conviene al alma sobre todas esas grandezas tenerle por escondido y buscarle escondido”.



Cuando te ves aquí tan insignificante, rodeado de tanta naturaleza que crece sin que tú tengas nada que ver con ella, te das cuenta que en cada uno de nosotros, como en la naturaleza “la satisfacción del corazón no se halla en la posesión de las cosas, sino en la desnudez de todas ellas y pobreza de espíritu” y no pretendas entenderlo todo, porque “así como el dibujo no es perfecta pintura, así la noticia de la fe no es perfecto conocimiento” y no te preocupes si no encuentras a Dios, porque “el camino de buscar a Dios es ir obrando en Dios el bien” y el bien, bien sabes hacerlo.
Que ésta es la bajeza de esta nuestra condición de vida, que, como nosotros estamos, pensamos que están los otros, y como somos, juzgamos a los demás, saliendo el juicio y comenzando de nosotros mismos y no de fuera. Y así, el ladrón piensa que los otros también hurtan; y el lujurioso piensa que los otros lo son; y el malicioso, que los otros son maliciosos, saliendo aquel juicio de su malicia; y el bueno piensa bien de los demás, saliendo aquel juicio de la bondad que él tiene en sí concebida; el que es descuidado y dormido, parécele que los otros lo son. Y de aquí es que, cuando nosotros estamos descuidados y dormidos delante de Dios, nos parezca que Dios es el que está dormido y descuidado de nosotros… Nunca duerme el que guarda a Israel”.



Y si quieres ver a Dios, no olvides que “el mirar de Dios es amar y hacer mercedes” porque “el alma que ama a Dios no ha de pretender ni esperar otro galardón de sus servicios sino la perfección de amar a Dios”. 


El centro del alma es Dios”.

sábado, 23 de noviembre de 2019

CONOCER GRANADA EN FAMILIA. UN PASEO POR EL CARMEN DE LOS MÁRTIRES.


“El jardín de jardines de Granada”
Tengo que confesaros que esta entrada ha sido más difícil y costosa que el “parto de los montes”, y no porque sea insignificante el paseo, sino por lo costoso y las de veces que lo he escrito y vuelto a reescribir.
Pero aquí está.
El Carmen de los Mártires es uno de esos espacios que puedes visitar una y otra vez sin cansarte, y cada vez que lo visitas, un nuevo detalle, una nueva vista, una nueva reflexión… 
Un paseo para hacer solo con un buen libro, dando un romántico paseo, en familia con los niños, o en grupo, como este que hicimos el pasado 5 de octubre, un buen grupo de amigos dentro de esta actividad que hemos llamado Conocer Granada en Familia.



Este paseo lo teníamos programado para final de junio, pero la ola de calor de final de ese mes, nos animó a dejarlo para pasado el verano.
Pero antes de continuar, si quieres saber algo más de que es un Carmen, puedes verlo en este enlace: EL CARMEN: EL HUERTO-JARDÍN GRANADINO.
Pero donde se encuentra y cómo podemos llegar al Carmen de los Mártires.
Esta situado en la Colina de la Alhambra, al sur del recinto alhambreño. Una de las maneras más cómodas de ir es en autobús, concretamente el C30 ó el C32, que se pueden coger en la plaza de Isabel la Católica, justo en el centro de Granada, la parada es la del Hotel Alhambra Palace, justo al comienzo de la Avda. de los Mártires al final de la cual está el Carmen.



Menos cómoda, pero más interesante es subir andando, bien por la Cuesta de Gomérez, o por la Cuesta del Realejo, sí, cuesta… pero el que algo quiere, algo le "Cuesta". De las primeras cosas que llama la atención es una enorme cruz de piedra que encontramos a la derecha, al comienzo de la Avda. de los Mártires, es una de las cuatro cruces que podemos encontrar en la Alhambra, y si quieres saber algo más de ella, o de las otras tres, puedes hacerlo en: LAS CRUCES DE LA ALHAMBRA.
Dejamos atrás la Cruz de los Mártires y conforme avanzamos vamos dejando a la izquierda los bosques de la Alhambra y a la derecha el Auditorio Manuel de Falla, toda esta zona formaba: EL ARRABAL ABAHUL ARABE o lo que con la llegada de los Reyes Católicos comenzó a llamarse:  EL CAMPO DE LOS CAUTIVOS O DE LOS MARTIRES.


Y, casi sin darnos cuenta, hemos llegado a la Puerta del Carmen. Las horas de visita cambian de invierno a verano, cierra a las seis de la tarde en invierno y a las ocho en verano; durante la semana de 14 a 16 horas cierra y los sábados, domingos y festivos el horario es ininterrumpido y quizás lo más interesante: la entrada es gratuita.



Nada más entrar nos encontramos una simpática "fuente gruta", que nos recuerda a través de los carteles que la adornan, los personajes que han visitado el Carmen, es un buen lugar para hacernos una foto y recordar que también nosotros hemos visitado el Carmen.



A la izquierda nos encontramos una pequeña edificación, con unos servicios, que aunque sencillos, pueden sacarnos de una pequeña o gran necesidad.
Pero seguimos nuestro paseo a la derecha de la entrada, dejando a nuestras espaldas la fuente. Nos encontramos una amplia explanada con el palacete al fondo, a la derecha unas bonitas vistas de Granada. Quizás sea este momento para conocer brevemente la: HISTORIA DE LUGAR.



Esta gran explanada y el palacete, los granadinos la conocemos bien, pues son muchas de las bodas civiles se celebran aquí, tanto el enlace como algunas celebraciones posteriores, bueno, muchas, muchas… todo depende de lo que se esté dispuesto a pagar, aunque el espacio realmente lo merece.



Aquí tocaría refrescar el periodo en que en este lugar estuvo el Convento de los Carmelitas Descalzos, pero prefiero dejarlo para el momento del acueducto y el cedro de San Juan de la Cruz, ahora es el momento de conocer la historia de los jardines y del palacete a través de la entrada que he titulado: NACE EL CARMEN DE LOS MÁRTIRES.



Sí indicarte que el paseo continúa por un acceso que nos encontramos a la izquierda del palacio, por el que accedemos al Jardín Nazarí. Aquí es mejor que sea tu imaginación la que fantasee con las mil historias que puede sugerir este pequeño pero recoleto espacio. Antes de seguir, déjame que te hable de los distintos jardines que nos vamos a encontrar en el Carmen: ESTRUCTURA DE LOS JARDINES.

Ya en la parte trasera de palacio, nos encontramos con el rehabilitado jardín inglés o de las palmeras, y por debajo de este él, jardín español, que la última vez que lo visitamos, estaba bastante mal cuidado, aunque por las vistas merece la pena visitarlo.
Volviendo sobre nuestros pasos, subimos a la terraza superior, el acceso es una pequeña rampa, que nos lleva al estanque y a las “ruinas” en medio del lago. Antes podéis deleitaros con las vistas de un pequeño mirador que hay al final de la rampa de acceso al estanque a la derecga, con unas impresionantes vistas al Barranco del Abogado, al río Genil y a Sierra Nevada.



El lago es el lugar ideal si has venido con niños y más si te queda algo de pan de algún bocadillo, o unos gusanitos de los niños, pues podrás entretenerlos dándole de comer a los patos del estanque.
Por el lado contrario de por dónde has accedido al estanque, se encuentra el jardín francés, con toda su carga de romanticismo y su estilo versallesco. Este es el lugar elegido por las parejas de recién casados para esas fotos que se enseñaran a los amigos como recuerdo del día de su boda.



Aquí tenemos dos posibilidades, una volver sobre nuestros pasos, al otro lado del estanque, hay una bajada que nos lleva a la zona de la huerta conventual y al viaducto. Si por el contrario rodeamos desde el jardín francés el estanque saldremos al primer arco del viaducto.
Normalmente, muchos terminan aquí su visita al Carmen de los Mártires y vuelven rodeando el jardín francés, hasta la salida. Ya de por sí es un buen paseo y si venías con niños, es el momento de tomar un bocadillo, jugar un rato, investigar la naturaleza…
Aunque yo te invito a seguir y si te animas a cambiar de registro en este paseo, y tener un recuerdo especial de la parte conventual y de su prior más insigne, San Juan de la Cruz: CONVENTO DE LOS MARTIRES DE CARMELITA DESCALZOS.



Es el momento del espíritu, de crecer en nuestra relación con la naturaleza, de sentirnos parte de ella. Este espacio trata de recordar un pequeño huerto conventual, con espacios dedicados al sustento de los frailes y a repartir entre los pobres. Sí miras al lodo contrario del acueducto, verás que hay una terraza más elevada con un enorme árbol, al que se accede por un camino que aparece al otro lado del acueducto.
El nuevo espacio que nos encontramos nos invita al recogimiento y a una mirada a nuestro interior. Unos pequeños bancos rodean el cedro, que según la tradición plantó San Juan de la Cruz. Y este es el momento, si te apetece, de dejar que sea el Santo de Ávila, EL QUE HABLE A TU CORAZÓN  (los textos en cursiva son de San Juan de la Cruz).



Pero las sorpresas no terminan aquí. Y aunque me repita, vuelve a sorprenderte subiendo a la zona más elevada del Carmen, ya cerca de la cerca que va cerrando el Carmen. Es un pequeño camino que hay a continuación del cedro y que va subiendo, casi pegado a la tapia, hasta la alberca que recoge el agua que le llega al Carmen procedente del Generalife. La vista desde aquí es impresionante, no solo del Carmen y de Granada, también de Sierra Nevada y a la derecha de la parte amurallada de la Alhambra. Una vista que no es frecuente y que merece la pena retenerla en nuestras retinas.



Una vez recuperados de la subida, es necesario volver a la civilización. Las dos horas que pensábamos estar, son ya casi tres. La vuelta la hacemos entre romero, tomillo y otras plantas aromáticas y si vamos en otoño, podemos incluso degustar algún que otro madroño.
Volvemos a la zona ajardinada, la parte baja del estanque y del jardín francés. Dejamos atrás la avenida de la Gran Vía del Parque, la entrada principal del Carmen, y nos dirigimos a la puerta por la que hemos entrado, por la parte de los servicios.
Espero no haberos cansado con tanta explicación y que halláis disfrutado de este paseo, igual que he hecho yo recordándolo.


viernes, 22 de noviembre de 2019

EL CARMEN DE LOS MÁRTIRES: ESTRUCTURA DE LOS JARDINES.


El creador de los jardines históricos fue el banquero granadino Antonio Calderón entre los años 1858 y 1861. Aunque de autor anónimo se atribuye su creación a un jardinero francés, que buscó la construcción de cuatro jardines de estilos diferentes en torno a la casa, situada en la zona más llana del terreno: un jardín español en la terraza situada por debajo de la casa, y por encima de ella un jardín barroco francés, un jardín inglés y un jardín clasicista. Como protección y como zona de separación con los muros de la Alhambra se crea una zona de bosquetes, desforestada a mediados del siglo XX para la construcción de un hotel felizmente no llevado a cabo por la adquisición del Carmen por el Ayuntamiento de Granada.
La imagen es de la red
El Jardín Francés
La imagen es de la red
Está conformado por una plazoleta circular en el centro de una encrucijada centrada por una fuente consagrada a Neptuno y rodeada por parterres sombreados por grandes magnolios, palmeras y naranjos, que le han dado un aspecto paisajista a su original configuración baja y recortada. El jardín se adornó con estatuas de terracota, que representan a las cuatro estaciones y a los cuatro elementos. En el siglo XIX desapareció la escultura que representaba a la Primavera. Su actual conservador José Tito atribuye su autoría a algún artista de Málaga, ciudad en la que en el siglo XIX existían varios talleres y artistas dedicados a la realización de terracotas, que adquirieron fama internacional. Los más conocidos fueron los Gutiérrez de León, los Cubero, José Vílches y los Aranda.
El Jardín inglés
Ubicado tras la casa está constituido por un bosquete de palmeras y cuadros irregulares, donde destaca en su centro la fuente de tres tazas construida por el Duque del Infantado.
El Jardín Romántico
Es el espacio mejor conservado. Está formado por un gran estanque, que sirve para el riego de los jardines y que rodea dos islas, la mayor de las cuales tiene una falsa ruina medieval con un embarcadero.

La imagen es de la red
Explanada y Jardín de los Arcos
Fueron realizados durante la época en que Meersmans fue propietario del Carmen, destacando la fuente modernista y las estatuas de Carlos III y de Fernando VI en la gran explanada situada delante de la casa, y las arquitecturas vegetales y la fuente del Tritón ubicados en el estrecho Jardín de los Arcos, localizado en un nivel inferior a la explanada con excelentes vistas sobre la Vega de Granada y Sierra Nevada.
Patio Neonazarí
Fue realizado en el año 1944 por el Duque del Infantado y se inspira claramente en los patios de Comares y del Generalife de la Alhambra.

La imagen es de la red
El acueducto y el cedro de San Juan de la Cruz
Del primitivo convento carmelita en la actualidad sólo se conservan algunos restos de muros, el acueducto que traía el agua desde el Generalife hasta el lago, con el que se regaban las huertas del convento, en la actualidad recuperadas, y el famoso cedro mejicano, que según la tradición, fue plantado por San Juan de la Cruz.
La imagen es de la red

jueves, 21 de noviembre de 2019

CARMEN DE LOS MÁRTIRES. NACE EL CARMEN.


En 1845 fue subastado públicamente, adquiriéndolo don Francisco López Castaños y en 1846 don Carlos Manuel Calderón y Molina se lo compro agrupando la casa y huerta llamada de "Los Mártires", con tres pequeños cármenes denominados de Rivertí, Don Torcuato y Ferrer y dos casas, Casasola y la del Blanqueo (Carmen de Buenavista), cinco marjales de riego, antes huerta de los Carmelitas, con los terrenos de su ermita y convento; una casa con huerto frente a la Torre de los Siete Suelos con 882´5 varas cuadradas y un pedazo de terreno, de 58x55 pies que le cedió el Real Patrimonio en el Campo de los Mártires. La finca fue cercada recibiendo el nombre de "Cercado de Calderón", realizó la cancela de acceso con dos edificaciones laterales simétricas, que aparecen en las fotografías más antiguas, con cubiertas de madera muy acusadas a dos aguas. Se ultimó la demolición y construyó el edificio principal, de dimensiones similares a la actual, con ligeras variaciones en el ornato de la fachada, más historicista. El jardín fue diseñado según las ideas de los parques y villas románticas. Creación de un paraíso natural aislado del exterior, encerrado para un propietario aristócrata frente a la expansión de una sociedad que no controla ni intenta comprender.
La imagen es de la red
EL Carmen de los Mártires y la familia Calderón.
La conjunción ornamental de los diversos estilos y formas que configuran el jardín no intenta ser funcional. Jardines románticos, con modelos franceses e ingleses, grutas, el lago como referencia wagneriana al ideal de Lohengrin, nos recuerda el posterior y sevillano parque de María Luisa; el bosque con glorietas y elementos escultóricos; los bancales que descienden hasta la gruta inferior... Hay una interesante fotografía de Charles Clifford, fotógrafo inglés que acompañó a Isabel II en sus viajes, proveniente del Archivo del Palacio Real, titulada "Escardadores a la sombra de la Alhambra. Granada. 1862",realizada un año antes de la muerte del autor, que se ve a los jardineros trabajando en la plantación de uno de los jardines de acceso como también fotografió el "cedro de San Juan de la Cruz", titulándolo "Árbol Monumental. Granada."
El palacete, de trazado clásico, cuyo patio muestra el conocimiento de las órdenes del proyectista, desarrolla a su alrededor toda una secuencia de salas con decoración escenográfica de resultados más efectistas que el propio valor real de sus materiales. El paso de los años incorporó elementos de valor a este conjunto de edificio y jardines, según las circunstancias de sus propietarios.
Los reyes doña Isabel II y don Francisco de Paula visitaron el Carmen de los Mártires el día 12 de noviembre de 1862. Llegaron en el "regio carruaje" que puso a su disposición don Carlos Manuel Calderón, que les ofreció "un abundante y bien preparado buffet". Por la noche la reina tuvo frío, pidiendo un abrigo a la señora de Calderón, que le devolvió el día posterior con el recuerdo de una "pulsera de perlas de gran tamaño", con las iniciales de los reyes debajo de una corona real, todo hecho de brillantes. Esta señora, doña Josefa Vasco y Gómez, siendo viuda y Vicepresidenta de la Cruz Roja Carlista "La Caridad", recibió el 16 de julio de 1874 el Título de Marquesa de la Caridad por el rey carlista don Carlos VII.
El 15 de julio de 1864 falleció don Carlos Manuel Calderón y Molina, adjudicándosele el Carmen a su viuda, que en 1870 lo vendió a su hijo don Carlos María Calderón y Vasco, general del ejército carlista, nacido en Granada el 13 de junio de 1845 y fallecido en Paffs el 9 de noviembre de 1891. Le otorgó escritura en Madrid, ante don Antonio Olalla Megía, el 13 de julio de 1870.
La imagen es de la red
Don Carlos debió ser un personaje interesante, y Valle Inclán reconoció que se había inspirado en él para el personaje del Marqués de Bradomin, en su "Sonata de Otoño", 1902, definiéndolo como "feo, católico y sentimental". Melchor Fernández Almagro, publicó en "ABC" de Madrid un trabajo al respecto titulado "Bradomines", que iniciaba con las palabras de Antonio Machado "Ni un seductor Mañara, ni un Bradomín he sido". Don Carlos Calderón es descrito como guardia noble del Papa, viajero en Tierra Santa y Méjico, agregado en la Embajada de España ante el Zar en San Petesburgo siendo Embajador el fastuoso Duque de Osuna. Generoso y no practicante religioso, calavera y valiente militar cayó prisionero en la Toma de Estella ante Primo de Rivera. A su final se le relaciona amorosamente con la Duquesa de Osuna, se la apareció en sueños el día antes de su muerte anunciándosela...
El Carmen vuelve brevemente a manos del Estado.
Cuando España intentó modernizarse despertó los fantasmas del pasado. Las ideas enarboladas por el fallecido Carlos María de Isidro, hermano de Fernando VII, seguían teniendo muchos adeptos en el país cuando Isabel II fue desterrada (1868). La derrota de la bestia negra, Isabel, devolvió la ilusión a todos los carlistas. Era el momento que tanto habían esperado. Pero, una vez más, Madrid no contaría con ellos. La desastrosa gestión de la crisis (con monarcas italianos y efímeras repúblicas incluidas) finalizó con la Tercera Guerra Carlista (1872-1876) que concluyó con la vuelta de los Borbones a España (Alfonso XII. 1874) y la destrucción absoluta de las huestes carlistas.

En 1874, al incorporarse al ejército carlista como brigadier con mando en el Norte, le embargaron entre otras propiedades el Carmen, por Real Decreto de 18 de julio; y ya en 1876 se canceló la anotación y por Real Orden de 19 de mayo de 1876, volviendo de nuevo a su la familia Calderón.
El poeta José Zorrilla residió en esta finca desde el 15 de junio al 23 de julio de 1889, durante su estancia en Granada para ser coronado Poeta Nacional el 22 de junio en el Palacio de Carlos V El 2 de julio le festejaron aquí con una "leila", ésta de pretendida inspiración árabe, nocturna, a la que asistieron más de ocho mil invitados. Como recuerdo de ello se conserva una lápida de la época en la fachada posterior del palacete, y en el centenario se ha colocado otra, bajo la explanada de acceso, realizada por piedra del Torcal con letra imperial romana por el escultor Martínez Labrador con los versos del poeta "Hija del Sol, Granada, fanal del Paraíso".

La imagen es de la red
Falleció don Carlos María Calderón y Vasco en París, el 9 de noviembre de 1981, le heredó su sobrino el Conde de Adanero don Gonzalo de Ulloa y Calderón. En testamento otorgado ante don Ignacio Palomar en Madrid, el 4 de febrero de 1886 instituía herederos a sus sobrinos, hijos de sus hermanas doña María de la Concepción y doña Matilde, adjudicándosele al mencionado por escritura de partición aprobada el 15 de febrero de 1895 ante el notario de Madrid don Francisco Tobar y Vitón. Don Carlos fue enterrado en la capilla familiar de la finca de Valparaíso, en el Valle del Río Darro, y dejó en la ciudad una fundación religiosa para enseñanza en las calles Recogidas y Solarillo de Gracia, demolida hace años.
Don Gonzalo Ulloa falleció en Madrid el 1 de enero de 1896, abientestado, por auto del juzgado de distrito de la Inclusa. Con fecha 17 de febrero de 1896, declararon herederos a sus hijos don Alvaro, Conde de Adanero y Marqués de Castro Serna, doña María de la Concepción, doña María Teresa y doña María Asunción de Ulloa y Fernández-Durán. La viuda, doña María Josefa Fernández-Durán y Caballero, en representación de sus hijos menores, otorgó escritura de venta en Madrid el 7 de agosto de 1896, ante el notario don José Miguel Rubias, como sustituto de su compañero don Julián Pastor Rodríguez a favor de Humberto Meersmans.
El Carmen y los Meersmans.
Don Humberto Meersmans de Smet, nuevo propietario, había conocido el Carmen por su amistad con el general Calderón. Nacido en Bélgica, Tervueren, el 30 de noviembre de 1853. Fue un financiero fastuoso, promotor de explotaciones mineras de hierro, plomo y cobre en las provincias de Granada, donde se instaló a los 30 años, y Almería, como en el norte de África. Nombrado hijo adoptivo de Granada por el Ayuntamiento el 29 de julio de 1912, cuando cedió su "Museo" para celebrar allí la magna Exposición de Bellas Artes, reunió numerosos elementos de arte granadino. Igual distinción recibió de Jérez del Marquesado, Lanteira, Algete, Alcudia y Cogollos de Guadix, como la Legión de Honor francesa con rango de Oficial, Caballero de la Orden Leopoldo dc Bélgica, y, Gran Cruz de Carlos III y de Isabel la Católica.
En 1904 residieron en el Carmen los reyes don Alfonso XIII y doña Victoria Eugenia, obsequiando a M. Meersmans con una pareja de ciervos. Desde entonces son varios los monarcas que le visitan: figuran sus nombres, como los de Inglaterra, en placas de mármol en la embocadura de la gruta con fuente y ninfas que hay a la entrada.
La imagen es de la red
Meersmans se convierte en Granada en un personaje fantástico y legendario, amigo de Manuel de Falla y Federico García Lorca, éste le describe en la Revista "El Gallo", febrero 1928, en "Historia de este gallo. Esta es la última leyenda de la ciudad de Granada. La redacción se niega terminantemente a admitir ninguna más":
Recién llegado a la Ciudad el millonario Monsieur Meersmans, compraba a excelente precio todos los gallos existentes, porque tenía el sibaritismo de comer grandes platos de crestas crudas con un tenedor cuajado de esmeraldas y sentado en una silla de oro macizo... ...del jardín de este insigne coleccionista saltó la verja del parque y se interno por las avenidas.
Los jardines de los Mártires estaban llenos de gallos. Eran un paraíso terrenal de Brueghel donde resaltaba la única gloria de estas aves cantarinas. Por los cedros, cipreses y rosales, asomaban alas de bronce, alas negras, alas empavonadas, vivos puños de bastón o cabezas de pipa..."
El millonario era entusiasta coleccionista de obras de arte, con gusto estético avanzado redecoró las fachadas del palacete con ornamentación de molduras y balaustrada modernista, como era la fuente de cerámica que instaló en el acceso con formas vegetales sinuosas. La puerta principal del palacete, del siglo XVII, adquirió de la destruida "casa de la inquisición", incorporándola. La escalera principal la cubrió con un magnífico artesonado del siglo XVII, tallado, proveniente convento de carmelitas descalzas. Tapices, esculturas, pinturas y una infinidad elementos artísticos y de mobiliario atiborraban el interior, y para poder seguir atesorándolos construyó en un extremo del jardín una edificación, con forma de naves rectangulares que se unen perpendicularmente, con aspecto exterior capilla y en el interior molduras y luz central, que denominó "museo". Entre objetos preciosos se encontraban una importante vajilla de "vermeil" (plata dorada), que excitó la fantasía de García Lorca que la hizo de oro, hoy la poseen herederos del Duque del Infantado, como los sillones de talla sobredorada.
El Carmen y los Duques del Infantado. La familia Arteaga.
En 1922 como realización de un préstamo que le había concedido su sobrino don Humberto Meersmans de Page, le segregó y vendió la "casa del jardinero", frente al Paseo de la Alameda, y terrenos colindantes con superficie total de 4.813,14 m2 otorgando escritura en Granada el 7 de marzo de 1930, ante el notario don Antonio García Trevijano. En el edificio reconstruyó su sobrino la casa para su vivienda, y en la zona posterior edificó un hotel, que se anunciaba como muy moderno y con el máximo confort. Por la Guerra Civil fue ocupado para residencia juvenil, después religiosa, en la actualidad la propiedad del edificio es municipal recibida entre los bienes inmuebles de la Asociación granadina de Caridad y administrada por la Junta de Andalucía. En un resto de parcela posterior se ubican unos talleres del Patronato de la Alhambra, permaneciendo en estado de abandono el antiguo "museo". Tras la crisis financiera del año 29, decidió vender sus propiedades a don Joaquin de Arteaga y Echagüe, Duque del Infantado, que se había interesado por adquirir alguna importante propiedad agrícola en Granada. Escrituró el 4 de noviembre de 1930, ante el notario don Federico Fernández Ruiz, sustituto de compañero don Antonio García Trevijano:
-El "Carmen de los Mártires", con sus muebles, tapices, obras de arte y enseres, que se reservó para su uso vitalicio con la casa y jardines circundantes. El resto de la finca y demás objetos de arte, los usufrutaría el vendedor hasta que no dispusiese lo contrario el comprador, como hizo con la vajilla de la que dispuso.
-Ocho fincas en Granada capital. Una concesión para derivar agua del río Andarax. Cinco fincas rústicas en el término de Lanjarón. Doce fincas rústicas en el término de Fondón y Almocita. Diez minas de hierro y plomo en los términos de Fondón, Almocita, Dolar y Fiñana.
La imagen es de la red
El precio total fue de 940.000 pts, incluido los Mártires que se valoró en 350.000 pts. El comprador le pagaría una pensión vitalicia de 75.000 pts., anuales, satisfecha por trimestres anticipados, aumentada o disminuida en relación al valor de la peseta respecto al del oro en el día que se efectuase el pago trimestral.
El día 21 de abril de 1938 falleció en Granada, en el Carmen de los Mártires, don Humberto Meersmans de Smet. Fue enterrado en el cementerio de San José en un nicho.
El Duque del Infantado tomó posesión de la finca ornamentándola con sus blasones en la fachada y patios. Colocó las estatuas de Carlos III y Femando VI en la explanada de entrada; en el patio de la acequia un azulejo relacionaba el lugar con el cardenal Mendoza, y en el jardín posterior de las palmeras al rey don Felipe II en una fuente que recordaba el agua que concedió a la finca.
Curiosamente era otra familiar y Mendoza, la duquesa de Eboli, quien acabaría víctima del monarca con el que había mantenido unas famosas relaciones...
El duque pasó todos los años largas temporadas en "Los Mártires", con sus hijos. En 1943, por Decreto de 27 de septiembre, son declarados "Jardín Artístico", tutelado por el Estado.
Sor Cristina de la Cruz y de Arteaga.
Al fallecer el duque del Infantado, lo heredó su hija Sor Cristina de la Cruz y de Arteaga, según la escritura de cuenta y participación de bienes relictos, otorgada el 24 de marzo de 1953, ante el notario de Madrid don Luis Sierra Bermejo. Había sido desde joven una brillante intelectual autora de interesantes libros sobre temas históricos y literarios. Ingresó en 1934 en la Orden Jerónima, de la que llegó a ser Priora General de la Federación Jerónima, residiendo en el Monasterio de Santa Paula de Sevilla, contribuyendo a la renovación de la Orden. Había efectuado la licenciatura en Historia en 1921.
La imagen es de la red
Sor Cristina trató del futuro del Carmen con el Alcalde don Manuel Sola Rodríguez Bolivar, acordando su adquisición por el Ayuntamiento, y la cesión a Sor Cristina del Real Monasterio de San Jerónimo, hasta entonces cuartel de caballería, que fue restaurado en parte con el importe de la venta de Los Mártires. Sor Cristina había segregado dos parcelas, una de 4.763,10 m2 y otra de 1.296,88 m2. La escritura de venta se otorgó ante el notario de Granada don José Rodríguez Sánchez, el 31 de octubre de 1957, por 11.000.000 pts, que invirtió en San Jerónimo dirigiendo los trabajos con suma maestría don Antonio Dalmases Mejías.
En 4 de septiembre de 1968 el Ayuntamiento granadino concedió a Sor Cristina las distinciones de Hija Adoptiva y Medalla de Oro de Granada. Fallecería en Sevilla el 13 de julio de 1984.
El Carmen vuelve a ser de los Granadinos.
El Alcalde Sola al adquirirse dijo: "Se ha rescatado de manos particulares -por cierto, bien generosas para Granada- lo que por sus extraordinarias cualidades merece su integración en el patrimonio público, el Ayuntamiento espera que cada granadino se convierta en guarda y celador de cuantos elementos embellecen su conjunto y confía en que cada cual sabrá conservar como casa suya lo que exige un trato y un disfrute particularmente delicado...". Los jardines se abrieron al público, y el palacete se explotó como restaurante. Se encargó entonces un primer proyecto para un hotel en la zona posterior, "El Secanillo", que no se llegó a tramitar.
En 1972, de forma inesperada, el Ayuntamiento convocó un concurso de ideas para construir un hotel en el Carmen, presentándose el proyecto de los arquitectos Francisco y Joaquín Prieto-Moreno. Fue aprobado por el Ayuntamiento Pleno en 15 de febrero de 1973. Tras los preceptivos informes del Patronato de la Alhambra y de la Dirección General de Bellas Artes. Tramitado todo en forma más que irregular... Fue adjudicado a la empresa "IFA. Carmen de los Mártires", de la que era presidente don Antonio Van del Valle da Ponte, siendo Alcalde de Granada don José Luis Pérez-Serrabona y Sanz.
Una gran polémica ciudadana expresó en forma reiterada y múltiple el clamor popular ante el intento de destrucción del monumento. Destacó en toda ella, en defensa del Carmen, el abogado granadino don Femando Fernández de Bobadilla y Campos, que presentó una moción al Presidente del Gobierno que no mereció respuesta; a este abogado ilustre debemos la exactitud de los datos jurídicos que publicamos. En defensa del Carmen se pronunciaron numerosos intelectuales y artistas granadinos.
En 1974 se inició la destrucción del palacete y la tala del bosque, excavándose un inmenso hoyo. El hotel se proyectaba realizar en el lugar del palacete derruido, parte del lago y casi todo el bosque.
En 1976 quebró la empresa "IFA. Carmen de los Mártires, S.A.", dejando arrasado el Carmen. Era Alcalde Don Antonio Morales Souvirón.
En 1979 accede al Ayuntamiento de Granada la nueva Corporación Municipal democrática, iniciando los preparativos para la restauración del Carmen.
En 1982 el Alcalde don Antonio Jara Andreu, encarga el proyecto al arquitecto granadino Ignacio Gárate Rojas, que dirigirá todas las obras en forma rigurosa y con el máximo respeto. El estudio histórico para la repristinación de los jardines lo realizó doña Consuelo Martinez-Correcher y Gil, paisajista. En 1984 se inician las obras por el Ayuntamiento, en colaboración económica con el Ministerio de Cultura y la Consejeria de Cultura de la Junta de Andalucía. El día 19 de diciembre de 1986 fue inaugurado por el Vicepresidente del Gobierno don Alfonso Guerra; abriéndose al público con una exposición sobre el Carmen y su restauración. Se había trabajado con exactitud respecto al original, adaptando los espacios para uso cultural y representativo, dotándolo de las instalaciones técnicas pertinentes. Se ornamentó con los elementos artísticos, como lámparas, consola y espejo del Palacio de los Condes de la Jarosa, cuadros de Teodoro Ardemans, Soria Aedo y mobiliario donado por un coleccionista anónimo y la colección de Tejidos Granadinos adquirida a "La Alpujarreña", de los siglos XVIII y XIX, junto con otros elementos provenientes del Palacio Consistorial. Su uso como tal es permanente e intenso, con reuniones, como la de los Ministros Europeos de Asuntos Exteriores e Iberoamericanos del Grupo de los Ocho, en el primer trimestre de 1989.
La imagen es de la red
En la planta inferior se ubicó la "Escuela Taller de Jardinería y Empedrado, Carmen de los Mártires", del Ayuntamiento, que forma a especialistas jóvenes y colabora en las obras de restauración y mantenimiento que se continúan en los jardines.
Pero esto es ya historia contemporánea, y lo mejor más que seguir escribiendo, es acercarnos y descubrirla paseando por este bello jardín, y que muchos granadinos aun no conocen.

ESTE MOVIL ES UNA MARAVILLA.

Hasta vuela.